• ENTRAR
  • No hay productos en el carrito.

Entrar

9 consejos para tener un día productivo

Como mujeres emprendedoras, tenemos que intentar poner en una balanza nuestros papeles como mujeres de negocios, madres, esposas o parejas y seres humanos. Podemos trabajar desde una oficina o desde casa, pero tenemos que tomarnos una cosa en serio o si no, nuestro negocio se puede convertir fácilmente en nuestro hobby: nuestro tiempo. Incluso si haces lo que más te gusta, tienes que ponerte barreras a tí misma o si no, puedes dedicar todo tu día a las redes sociales y otras actividades que te consumen el tiempo.

Los consejos que damos a continuación te pueden ayudar a conseguir estar de un humor y en un estado que te haga tener energía y ser, a la vez, altamente productiva.

1. Levántate pronto (o no)

Lo he intentado y no me va nada. Yo soy un búho nocturno. Pero tú quizás eres diurna, así que haz lo que te vaya mejor. Hay dos tipos de gente: los diurnos que se despiertan temprano y se acuestan pronto. Son muy productivos por la mañana. Pero también están los búhos a los que les gusta levantarse más tarde y se quedan trabajando hasta más tarde, incluso bastante tarde por la noche.

Yo normalmente hago las tareas importantes después de haber acostado a los niños, incluso responder mails, redactar posts . El único problema es que me tengo que levantar más pronto que lo que mi reloj biológico querría porque mis hijos madrugan mucho.

2. Tómate un desayuno lleno de energía

La mayoría de la gente empieza el día sin desayunar. No seas tú uno de ellos.

Yo suelo empezar el día con mis pancakes que me llevan unos 15 minutos hacerlos. Bueno, depende de lo intenso que esté el Cuarto esa mañana y de si se entretiene con el lavaplatos abierto o le tengo que coger en brazos mientras cuento claras y doy la vuelta a las tortitas. Para mí es fundamental empezar el día saciada.

Esto me da energía, pero tampoco me hace estar muy somnolienta y mantiene mi mente despierta. ¡ Pruébalo!

No te olvides de beber durante el día ( lo dice una freaky bebe agua jeje). ¡ Tu cerebro lo necesita! La deshidratación se traduce en menos energía y falta de concentración.

3. Planifica tu día

Esto es esencial. Si no planificas, puedes estar haciendo muchas tareas a la vez sin saber realmente qué es lo que estás haciendo.

Márcate unas prioridades para tu día a día. Decide qué es urgente y qué importante (ten en cuenta las fechas de entrega si trabajas con clientes)

Parte los proyectos grandes en metas más pequeñas con pequeños pasos que puedes realizar fácilmente para que no parezca tan imposible de conseguir.

Puedes usar distintos programas o apps para planificar:

Evernote: sirve sobre todo para tomar notas, pero también puedes hacer una lista de cosas qué hacer.
Omnifocus: no es gratuita, pero te proporciona un sistema complete en cambio.
Google Tasks (en Calendario): es gratis ( disponible en la versión para Chrome también y apps, además para llevar a cabo tus tareas)
Trello: si quieres ponerte seria con tus proyectos personales
Asana: si trabajas en equipo
Si eres una persona de papel y lápiz como yo, utiliza un planificador. Puede que prefieras uno semanal o diario, como tú prefieras. Prueba a ver qué te va mejor.

Si quieres usar un planificador diario, aquí tienes el mío por si quieres descargártelo. Tiene unas secciones de prioridades y cosas que hacer, notas y mis favoritos: una sección puedes irte recordando cosas buenas que te han pasado y puedes apuntar por qué te sientes agradecida a lo largo del día

Puedes tenerlo en dos tamaños: dina 4 o tamaño carta.No lleva fecha, así que te lo puedes imprimir tantas veces como lo necesites. Disfrútalo y ten toneladas de días productivos.

4. Crea bloques de tiempo y céntrate en la tarea

Cuando planifiques, piensa en cuánto tiempo vas a hacer cada tarea ( al principio suele ser más de lo que te piensas al principio). Entonces, dedica 90 minutos a tu tarea más importante (eso es un 20% de una jornada laboral de 8 horas).

Tómate pausas cada 90 minutos y usa tu método Pomodoro : trabaja 25 minutos work y descansa 5 minutos- yo uso la app de Clearfocus para calcular bien el tiempo (te avisa de cuándo se te ha acabado el descanso) .

Ponte de pie durante tus descansos, vete afuera y date una vuelta, toma algo de aire fresco y bebe agua o cómete un tentempié como un puñado de frutos secos y una pieza de fruta.

5. Apaga las notificaciones de tu teléfono

Evitar las distracciones es fundamental al menos en los primeros 90 minutos de cualquier trabajo importante.

Ya sé que no es realista apagarlas todo el día- vivimos en un mundo dónde las redes sociales son parte de nuestra vida y sobre todo, de nuestro negocio. No obstante, necesitamos tiempo para poder trabajar concentrados.

“La adicción a las distracciones es la muerte de la producción creativa” Robin Sharma

6. Échate una siesta

Hay gente que lo hace a menudo, otros sólo muy de vez de en cuando ( yo soy de éstas últimas). Así recargas energía, no te quemas y eres mucho más productiva. Esos 20 minutitos por la tarde pueden salvar tu vida ( o al menos, así es como yo me siento después de acostarme tarde y levantarme pronto al día siguiente)

7. Haz algo que te motive

Haz algo que te motive, ya sea una clase de baile, algo de ejercicio, ir a pasear al perro, escuchar tu música favorita o leer un buen libro, pero házlo. Eso te cargará las pilas. A mí me encanta escuchar a Adele, por ejemplo.

Hacer ejercicio es especialmente importante. Los jueves por la noche es mi noche de zumba y es sagrada.

Como mujeres creativas, es importante para nosotras hacer actividades que nos inspiren y nos devuelvan la vida y el zumba es una de esas pequeñas cosas que me ayudan.

8. Planifica el día de mañana

A final del día, evalúa lo que has conseguido y todavía falta por hacer.

Rellena la sección de gratitud de tu planificador diario. Mirar tus logros es una buena manera de acabar el día. Habrá días en los que no tengas muchas cosas por las que dar las gracias, lo sé, pero intenta buscar los pequeños logros en esos días también.

9. Duerme lo suficiente

Dormir lo suficiente es crucial no sólo para tener un día productivo, sino también para tu salud. Las horas que necesites descansar dependen de cada uno, tú sabes mejor que nadie cuántas necesita tu cuerpo.

Si duermes poco, tu sistema inmunológico y tu cerebro no pueden trabajar bien y , además, engordas más , ahí lo dejo…

En mi experiencia, si te acuestas a la cama después de medianoche, no importa cuántas horas duermas que seguirás sintiéndote zombi al día siguiente.

Cuídate de vez en cuando y concédete un descanso. He oído demasiadas historias de mujeres estresadas y agotadas que eran emprendedoras que acabaron en el hospital, ¡ no seas tú una de ellas!

20 noviembre, 2017

0 respuestas en "9 consejos para tener un día productivo"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MOMpreneur by GIPANDE & Nuideas

Descuentos de hasta el 80% en cursos seleccionados Descartar

X